Skip to content

COOPER

02/17/2010
tags: ,

Texto: J. Batahola para Mondosonoro.

Lo dijo él mismo casi finalizando el concierto al presentar con mucho respeto una canción nueva, todavía sin letra. “Se parece a otra, pero es que en el fondo todas las canciones se parecen”. El set acústico de Alejandro Díez, con ambiente íntimo y la sala El Sol casi convertida en patio de butacas, dejó claro que sus canciones son bastante iguales entre sí -llámenlo “estilo propio”- y que la diferencia para convertirlas en pequeños himnos pop está en los arreglos y en las letras. Y eso, como las trampas de los magos, es algo muy difícil de conseguir y que requiere mucha técnica y oficio. Junto a Mario Álvarez (guitarra y coros en Cooper) dio una nueva vuelta de tuerca a pequeños grandes éxitos como “Viernes”, “Oxidado”, “Hyde Park”, “El Círculo Polar” o “Munich”; una canción sobre “noches salvajes”. Con una facilidad pasmosa para componer atemporales temas redondos con estribillos infecciosos, cerró una relajada actuación llena de bromas desde el escenario con una de sus mejores versiones; “Ráfagas”, original de Los Bólidos. No hubo urgencia eléctrica -ni demasiados matices- pero cuando las canciones se sostienen por si mismas, es que algo de especial tienen.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: