Skip to content

RETRIBUTION GOSPEL CHOIR. Cuestión de fe.

04/16/2010

Del minimalismo eléctrico de Low al rock más clásico, ruidoso y mucho menos encorsetado de Retribution Gospel Choir, Alan Sparthawk sigue buscando nuevas formas de dar rienda suelta a su necesidad de componer canciones, esta vez, bastante menos pop que en su álbum de debut. Texto: J. Batahola para Mondosonoro.

Con la primera tormenta, parece que el verano desaparece. Luego empiezan los días fríos y sentimos la necesidad de trasladarnos a otro lugar, en el que el sol y la distancia fueran capaces de resolver todo aquello que no entendemos y que nos hace daño. Lamentablemente, no existe una solución geográfica a un problema emocional, por mucho que nos empeñemos. Nuestros fantasmas nos tienen cariño, y viajan con nosotros al igual que nuestros discos favoritos.  Alan Sparhawk, mormón convencido; aunque no es ningún fanático, prefiere enfrentarse a sus miedos desde la fe. En principio parece un bicho raro, pero lo cierto es que el tipo tiene una explicación coherente y nada dogmática sobre uno de los aspectos más importantes, no de su música, sino de su vida.  “En realidad la fe puede ser algo religioso como en mi caso, o simplemente ser la pasión que te empuja a hacer las cosas. Yo no estoy todo el tiempo pensando en mi fe, sólo es algo en lo que me apoyo y que me da fuerzas para enfrentarme a lo que sea, ya sea preparar un nuevo disco o cualquier otra cosa. Para otra persona, puede ser la pasión por la música la que le lleve a superarse y tratar de hacerlo cada vez mejor. Todos necesitamos esa “fe” o esa “pasión” para dar sentido a nuestras vidas”. Poco hay de la melancolía y la sobriedad minimalista que empañan y dan brillo a cada disco de Sparthawk al frente de Low. Retribution Gospel Choir tienen hasta un punto siniestro, en el que el pop, la psicodelia y las guitarras crean atmósferas por momento amenazadoras sin salirse demasiado de los esquemas del pop independiente. La espiritualidad está sólo en el nombre. “Me encantan los carteles de los coros de gospel. Incluso pensé en poner uno en la furgoneta que usamos en Low para que la gente pensara que éramos un coro de iglesia y fuera menos tentador abrirla para robar. Creo que “Retribution” ( “justo castigo”) es una palabra muy interesante, algo así como una venganza por algo que te han hecho o volver a rendir tributo y devolver lo que te han dado. Yo prefiero verlo de esta forma. Con el tiempo, la mayoría de los músicos tienden a suavizar sus propuestas, pero no nos encontramos frente a este caso. También en los últimos discos de Low la electricidad y el ruido han ido ganando puntos. En Retribution Gospel Choir Sparthawk se permite grabar canciones que con un esquema “más libre” y junto a Steve Garrintong (al bajo en Low) y el batería Eric Pollard da rienda suelta a su pasión por el rock más clásico. “Después de tantos años haciendo música, seguir tocando es la clave, porque hay un montón de tópicos en los que puedes caer y no quiero acabar como las bandas de los 70s y 80s, tocando en casinos. Supongo que me inspiran artistas que siguen evolucionando. Por ejemplo, tengo que adaptar un poco mi forma de tocar la guitarra, es algo más tensa. El volumen hace que la forma de cantar sea diferente, más alto y preciso. A veces me pregunto qué es lo que estoy haciendo, pero disfruto mucho con este grupo”. La banda no es exactamente un proyecto paralelo, aunque en la mayoría de los carteles y en la prensa se habla de ella como “El nuevo grupo de uno de los miembros de Low”. “No lo siento así, es algo en lo que a veces estoy a tiempo parcial y en ocasiones puedo dedicarle todo mi tiempo. Tengo los mismas esperanzas en este grupo que en el otro. Simplemente me gusta tocar y esto parece estar funcionando. Tampoco estamos haciendo demasiadas cosas en Low en este momento así que es un tiempo ideal para dedicárselo a Retribution Gospel Choir”. A lo largo de los años he tenido otros proyectos. Por ejemplo, cuando empecé con Black Eyed Snakes quería hacer algo totalmente diferente de Low, que es la parte más íntima de mi y a la que he dedicado más tiempo. En el fondo, la verdadera razón de seguir haciendo música es seguir aprendiendo, y este grupo me aporta algo más físico” “2” es un soplo de aire fresco influenciado por el frío del medio oeste norteamericano, una válvula de escape a la que han endurecido el sonido respecto a su álbum de debut y con la que olvidarse de su otra banda o de sus trabajos no tan esporádicos como productor. “Todo lo que escribo viene de la misma parte de mi, es la canción la que decide si va a un sitio o a otro, porque el  sonido de cada uno es diferente. No es muy complicado decidir con quién tocar cada una de las canciones”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: