Skip to content

LUNAFEST 2010

06/29/2010

Fecha: sábado 26 de Junio. Sala: Plaza de Santa María Soledad Torres Acosta
Ciudad:
Madrid. Redactor: J. Batahola

Los conciertos gratuitos organizados por el Ayuntamiento (o por quien sea) son una experiencia curiosa. Se mezcla el público habitual con el que pasaba por allí y se producen situaciones graciosas. Durante la actuación de Anni B Sweet muchos la confundían con Russian Red, y obnubilado por el olor de la panceta y los chorizos del chiringuito próximo, a punto estuve de creérmelo. Con el Summercase finiquitado y Festimad en estado de coma, Madrid se ha quedado sin festivales, así que iniciativas de este tipo siempre son bienvenidas.

Abrieron, a pleno sol y con algo más de cien personas entre el público, Elastic Band. Melodías y guitarras, con mucho ímpetu y poco público, superaron el examen de tocar a las cinco y media de la tarde con nota. La diversión la ponía el batería, que no tenía problema en soltar las baquetas y tocar con sus propias manos. Lo de Arizona Baby ya es mucho más que una anécdota. Con un sonido excelente (con la única pega de que todos los grupos sonaron igual) y una destreza instrumental envidiable, disfrutaron de lo lindo sobre el escenario. No necesitaron más que dos guitarras acústicas y una pequeña batería para ofrecer un concierto soberbio en el que las canciones de su segundo trabajo,  “Second to None” (Subterfuge) fueron la base del repertorio. Desérticos, fronterizos y muy comunicativos, los de Valladolid cerraron con una muy buena versión de “Lucille”. Anni B Sweet tiene muy buenas canciones, y una voz espectacular, pero pocos matices. Cada vez más segura de si misma, y con el respaldo de una banda muy sólida que ha tomado un ligerísimo e interesante matiz eléctrico. Las masas disfrutaron con su revisión del “Take on Me” de A-Ha y el resto, no le hizo demasiado caso pasado el primer cuarto de hora. Presentó un tema nuevo (peligrosamente cercano a Sade) y, al menos para mi, sólo destacó con “Tumbado en mi moqueta azul”, la única canción en castellano de su álbum de debut.

L.A. repasaron “Heavenly Hell” en una actuación verdaderamente entretenida en la que no se liaron demasiado. El público quería rock y eso es lo que les dieron. Suenan demasiado a Sunday Drivers, pero temas como “Elizabeth” o “Stop the Clocks” son un trallazo en directo. Cerrando el cartel, Vinila von Bismark & The Lucky Dados fueron el pan para el circo (más allá de las primeras filas) más interesado en si se quitaba algo de ropa y en sus tatuajes que en sus canciones. Justa de voz pero no de espectáculo, siempre atenta a la pose y a los fotógrafos, tiene una banda enérgica y competente detrás, lo suficientemente rodada como para dar un concierto decente en el que se puede disfrutar bastante si uno no se preocupa demasiado de la música.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: