Skip to content

Premios UFI 2010

07/17/2010

Texto: J. Batahola para Mondosonoro. Foto: Alfredo Arias.

Al menos en España, los premios son algo que suelen despertar muchas sospechas. Teniendo en cuenta que los dos galardones que había hasta el año pasado no prestaban atención a la música independiente, tampoco es algo que deba sorprendernos mucho, pero ahí está el dato. Aun así, no hay que despegar los pies del suelo. Todos los premiados con los que hablamos coincidían en señalar algo que Juan Santaner (I´m an Artist) expresó sin resquicio a las dudas.  “Como todos los premios tienen una importancia relativa. Sirven para dinamizar, para juntar a mucha gente y para hacer promoción, que es lo que interesa. Es algo muy importante dado el poco espacio para mostrar lo que es la música independiente en los medios. Estos premios los votamos entre todo el sector, así que tienen un punto extra de credibilidad”.

La segunda edición de los Premios de la Música Independiente, organizados por la Unión Fonográfica Independiente (UFI) partía con algunas novedades respecto a la edición anterior, como nos resumía Marian Lozano (UFI).  “Ha habido más premios. El año pasado el Hip Hop y el Heavy estaban dentro de otras categorías y en esta edición tienen galardón propio y también tenemos un premios Myspace. El 80% de las novedades que se publican lo hacen en sellos independientes y creo que es importante la forma en la que se eligen. Hay una primera fase de selección que seleccionan prescriptores relacionados con la música y una segunda parte que selecciona el público”. El sistema no es perfecto, pues deja fuera a artistas que graban para multinacionales, los nombres de los encargados de las nominaciones no son públicos (aunque UFI no plantea ningún problema para acceder a la información) y pienso que hay demasiadas categorías.

Fue un acierto ubicar la entrega en el Auditorio de la Casa de América, un espacio mucho más íntimo que el teatro del año pasado, y en el que las actuaciones se disfrutaron mucho más. Presentados por un sobreactuado aunque simpatiquísimo Tony (sí, el clásico de los años sesenta), que no dejaba de hacer bromas sobre cómo a su edad había llegado a ser un artista independiente, la gala transcurrió con fluidez superando los problemas de la edición anterior. No hubo claros ganadores en esta ocasión (Vetusta Morla arrasaron en 2009) y sólo La Bien Querida se llevó dos premios al Mejor Álbum del año por “Romancero” y al Artista Revelación, presentado por un emocionado Luis J. Menéndez (redactor jefe de la edición de Madrid la revista Mondosonoro) que veía confirmada una apuesta en la que este redactor se jugó la poca credibilidad que le quedaba tras afirmar en repetidas ocasiones y superando amenazas sin despeinarse, que “Tú nunca morirás” de McEnroe merecía semejante honor. Minutos antes, y teniendo en cuenta la temperatura exterior podía mermar sus facultades mentales, Menéndez declaraba: “Este evento es la confirmación definitiva de que la música independiente deja de ser algo minoritario y se está convirtiendo en una verdadera industria. Estos premios sirven de escaparate para acceder a un público mucho mayor”.

“Erasmus Borrachas” de un incrédulo Francisco Nixon se llevó el premio a la mejor canción del año, con el detalle de dedicárselo a su compañero y amigo en El Niño Gusano, Sergio Algora, fallecido hace pocos años. Sobre las tablas del auditorio, nadie discutió que es un temazo. The Sunday Drivers (a punto de separarse) vieron premiado su último trabajo, “The End of a Maiden Trip”, editado por Mushroom Pillow. Marcos Collantes, responsable del sello y editor del disco del mejor grupo del año (Delorean), también dejó en nuestra grabadora su opinión haciendo gala de una excelente cordura. “Los premios de la música independiente son totalmente necesarios para dar visibilidad a todos los que estamos detrás: artistas, sellos, promotoras… A día de hoy, mientras que no seamos una industria fuerte simplemente somos una parte más de la industria del ocio y como tal, la gente no piensa que detrás haya un profesional haciendo un trabajo. No es un ocio tan pervertido como otros, pero tampoco es una cuestión de ser más o menos puros. Se trata de poner en el mundo una serie de propuestas y que la gente decida. No es más loable nuestra propuesta porque sea independiente”.

El premio al mejor álbum de rock fue a manos de Tokyo Sex Destruction por “The Neighbourhood”, y además del precioso theremín diseñado por Olaf se llevaron una guitarra cortesía de Gibson España. Las actuaciones, para todos los gustos y colores, tuvieron su punto fuerte con Alondra Bentley y Motociclón que por primera y última vez tocaron en acústico. Diego Manrique, un maestro para todos los que nos dedicamos a juntar letras hablando de música, recibió el Premio de Honor y esta publicación cedió el testigo de Mejor Medio de Comunicación en España a nuestros compañeros de Scanner FM. Como conclusión, el estado del Indie en nuestro país no es tan comatoso como pensamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: