Skip to content

Los Directivos. Versión Maxi-Single

09/20/2010

El hedonismo adolescente, por mucho que intentemos mantenerlo más allá de los 35, caduca. Lo que antes era rabia existencial se convierte en pesadez. Los amigos ya no te recomiendan que te emborraches, sino que vayas a un psicólogo. Además de ser medianamente necesario en la vida del ya no tan joven moderno, no deja de ser una soberana grosería. Los Directivos, grupo fantasma donde los haya, cantan Me he convertido en un puto treintañero de esos que tanto odiaba en la hiperrealista “Ellas me llaman de Usted”; y se me plantea lo complicado que resulta mantener un mínimo de dignidad al superar los treinta años. Ni siquiera tienen claro que sean un grupo, pero sí que saben tomarse (muy poco) en serio. Después de hacer bastante ruido virtual, autoeditan su debut en el que han liado a David Rodríguez para producirlo, a La Bien Querida (coros) y a Antonna para dirigir el primer videoclip. Claudio McKinsey e Iñaki Andersen se enfrentan con solvencia a lo inevitable: alguna vez tendrían que hacer una entrevista que no fuera por e-mail. Cosas de hacerse mayor. (Claudio) “El dinero suele suplir muchas de las cosas que uno solía tener para despertar interés. Si no estás calvo y no llevas gafas, no eres treintañero ni nada, aunque ahora la barba también se lleva mucho”. A Iñaki, parecer uno de Band of Horses mientras sudas como un cerdo haciendo posturitas por Malasaña no le parece demasiado bien. “Estoy deseando que se pase de moda porque no se me cierra y a ver si puedo volver a no llevar barba”. Tres maquetas calentaron el ambiente para grabar un disco de synth-pop correctito de letras descomunales y voces viriles. La línea entre lo mordaz y lo patético es tan estrecha que en la mayoría de las ocasiones es tan sólo una cuestión de gustos, pero se salvan hablando de sexo, nostalgia, elitismo Indie y sobre todo, del deporte rey. (Claudio) “A mí me parece que es lo normal. Uno pasa mucho tiempo viéndolo porque nos bombardean todo el tiempo. Lo raro es que no todo el mundo cante sobre esto, porque está muy bien para cuando hablas con desconocidos o estás en una reunión familiar”. El fondo es el electro pop, fórmula ya casi agotada a base de sintetizadores y vocoders de segunda mano con la excusa de lo vintage y lo épico del do it yourself. La forma es muchísima mala leche en lo que dicen. El resentimiento y el esnobismo como barrera frente a la incomprensión de los que nos rodean. El conjunto tiene resultados sublimes, y otros que no deberían haber pasado de conversaciones de bar, pero que están a la altura de una mala letra de Sidonie o La habitación Roja. En los tres casos, se mezclan los afilados retratos generacionales con el sonrojo y la pataleta. Un buen ejemplo pueden ser canciones como “Japón Sevilla”, “La Tortura” o “Ellas me llaman de usted”. Un pedazo de canción que sería un hit si lo hubieran grabado Los Punsetes. (Iñaki) “Ya es un hit. Los Punsetes la pueden mover en directo y no tienen que ganarse un nombre. Funciona muy bien, y eso que la canté un poco mal cuando la grabamos. David nos convenció para volverla a grabarla”. (Claudio) “Nos conocemos desde hace tiempo y nunca habíamos hecho nada juntos. Medio en broma (o medio en serio) hicimos la primera maqueta muy deprisa. La gente nos hizo un poco de caso y hemos seguido con ello. Un poco de montaje también hay, con lo del anonimato, pero es una manera de tomárselo en broma. No somos un grupo de rock, Nosotros nos odiamos pero tenemos que vernos de vez en cuando”. El minimalismo instrumental sigue presente, pero la grabación suena con bastante más fuerza. (Iñaki) “Hemos grabado con David de Beef y los instrumentos eran suyos. Por nuestra parte, con un ordenador puedes hacer casi de todo y quedará mejor o peor según cómo lo hagas. El objetivo de las maquetas era hacer canciones de forma sencilla y sin gastarnos dinero para que la gente las escuchara, aunque si tuviéramos más cosas a mano las meteríamos. En el estudio estuvimos tres días así que no nos ha dado tiempo a darle demasiadas vueltas”. De momento sólo podemos disfrutar de ellos en casa, no se deciden a subirse a un escenario. (Iñaki) “Igual no tenemos el morro suficiente para ponernos a tocar delante de gente sin tenerlo trabajado. Puede que no hagamos nada, que hagamos cualquier cosa (en cuyo caso diremos que está de puta madre) o que nos lo curremos y demos conciertos”. Y aun así, “Por Amor y Jerarquía” es un discazo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: