Skip to content

JET LAG. Clasicos por vocación

03/21/2011

Texto: J. Batahola para Mondosonoro.

“Intentas hacer una bonita canción de tres minutos, con estrofa y estribillo, la juntas con otras diez para hacer un disco, y hay gente que automáticamente te llama reaccionario y dice que no tienes nada que aportar”, declaraba Juan Santaner en 2001 a la revista Ruta 66. Jet Lag nunca pretendieron más: hacer canciones bonitas que perduraran. No sabían hacerlo de otra manera. Románticos del “hazlo tú mismo” con vocación de clásicos, no tuvieron pudor alguno a la hora de esconder su querencia por el pop americano de toda la vida porque fueron las lecciones con las que aprendieron a construir grandes sueños que se materializaban en canciones. Jamás publicaron nada que se pudiera circunscribir a un momento determinado; del pop súper vitaminado de sus dos primeros trabajos a la elegancia barroca del último disco de estudio, “Forever”, cualquiera de sus canciones podría haber sido grabada diez años antes, o diez años después.

La historia comenzó en 1998, cuando Juan Santaner  (hasta el momento a la guitarra en Vancouvers) y Pablo García (antes en Bacon) reúnen a su alrededor a una banda enamorada del rock americano más clásico, el de las guitarras con cuerpo y las melodías bañadas por el sol. Ambiciosos, afirmaban sin reparo que lo suyo no tenía vocación de propuesta minoritaria y no parecía importarle a nadie más que a los que preferían la queja sombría desde una página a cuatro columnas que el trabajo duro del local de ensayo y la carretera cada fin de semana. Con precisión de artesano, y el tesón del que apuesta por algo que reconoce diferente por haber asistido a muchas fiestas parecidas, tocaron en el FIB sin tener ni aun grabado su primer disco, talonearon a grupos como Nada Surf, Sexy Sadie, Gigolo Aunts o Australian Blonde, colocaron un tema en una campaña de publicidad –Love Amplifier– y montaron su propio sello, Bittersweet Recordings. Producido, como sus cuatro álbumes por Paco Loco, “Amplifier” no era el típico debut amateur. A pesar de su evidente deuda con el sonido americano más exquisito, supieron jugar con las melodías para hacer un disco optimista, en el que las melodías pegadizas ponían freno a la electricidad desbocada. No puede decirse que ofrecieran nada nuevo, pero sí que supieron envolverlo con el mimo necesario para que nadie pusiera la más mínima queja. Una larga gira de presentación les permitió rodarse como banda, ir creando un sonido propio que iba un paso más allá del power pop de manual, cada vez más cerca del preciosismo que se intuía en “Beautiful Scars” (Bittersweet, 2002) y que inundaba todas las pistas de “Jet Lag”, editado en su mismo sello tres años después. Un disco, sirva la gracia fácil, compacto. Tan redondo como difícil de digerir para los fans de la banda acostumbrados a canciones de tres minutos. Incluso como se vería más tarde, para el resto de miembros del grupo a excepción de la pareja de compositores. Ramiro Nieto y Juan Santaner, ávidos de comerse el mundo, dejaban de lado la intensidad eléctrica para dar paso al alt-country más brillante y a los arreglos densos y frágiles.

Entonces llegó lo que podía haber sido un desastre: repentinamente su cantante les abandona. A punto estuvieron de perecer a manos del síndrome del local vacío, pero la solución estaba dentro de casa. Ramiro pasaría a las voces, al fin y al cabo, componía las canciones junto a Santaner. Fue una grabación muy complicada, en la que el reto de salir adelante, paradójicamente, les hizo más fuertes y les dejó sin energía. Más sobrio y comedido en los arreglos, tiene algunas de las mejores canciones de la carrera del grupo. El concierto de presentación en la sala El Sol de Madrid todavía es recordado con alborozo por varios colaboradores de esta casa. Los mentideros de Malasaña arrojan una historia diferente respecto al final de la banda, pero es difícil contrastar un rumor por mucho que se repita. Lo que no es complicado en absoluto es quedarse con las canciones que dejaron. Ése era su objetivo; hacer algo que perdurara.

Jardín Polar también está en Facebook. Hazte fan!!!
Síguenos en Twitter

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: