Skip to content

LINDA MIRADA

05/20/2011

Cuando buscas información sobre un artista y lo que más encuentras es si es guapa o no, mal vamos. La democratización en la red del periodismo musical, además de una barbaridad de cosas buenas, deja transcripciones de charlas de barra de bar firmadas –en el mejor de los casos- como si fueran artículos. Ana Naranjo editó su debut de su bolsillo por el simple placer de hacerlo, “China es otra cultura”, un disco por el que nadie apostaba y que con el tiempo ha conseguido hacerse con su propio espacio. Todo partió de una maqueta sencilla a la que Bart Davenport dio lustre en San Francisco. Por no tener, no tenía ni intención de presentarlo en directo porque pensaba que no iba a interesar a casi nadie. Afortunadamente, se equivocaba. “Estoy muy agradecida a mucha gente que apostó por sacarme en prensa, a la gente que me escribe diciendo que es fan y sobre todo a algunos con los que ahora tengo una relación de amistad. He conocido a mucha gente con gustos similares a raíz del disco”. Su nombre viene de un personaje secundario de Barrio Sésamo, una periodista que hacía entrevistas insospechadas. Que su hermana (una pieza muy importante a la hora de enfrentarse a la grabación de su primer disco) se decidiera a tocar con ella, fue una de las razones para aventurarse a presentarlo en directo. Sin perder la frescura ni la capacidad de sorprender, edita su primer maxi, en vinilo de 12”, bajo etiqueta Discoteca Océano (su sello) y en co-edición con Lovemonk. “Es el primer maxi que saco del disco, y contiene cuatro revisiones -a las que prefiero llamar reworks en lugar de remixes- de canciones del disco. Las cuatro están hechas por personas de las que yo misma soy muy fan. “Solo” la han reinterpretado Nite Jewel y los catalanes Sabore Bicoro. “Hermosilla 69”, Ruby Suns, y “Tokio” la ha hecho un tío que se llama Part Time que me flipa. Lo he sacado en este formato porque me gusta pensar en la idea de cuando se les vendía vinilos a los DJs profesionales”. Piensa que la prensa escrita es el verdadero trampolín para los grupos y que Internet sólo crea el ruido previo, y aunque en su día a día se dedica a vender música de otros, las cosas cambian cuando lo que intentas colocar al periodista de turno es tuyo. “Por supuesto, puedo decir muchas chorradas cuando vendes otras cosas, pero sobre uno mismo da un poco de vergüenza, así que lo mejor es que lo escuchen y esperar…” En una época en la que casi cualquier cosa es susceptible de salir al mercado y aparecer en un medio, sea el que sea, el alarde de sinceridad se agradece profundamente.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: