Skip to content

THE RAVEONETTES @ Heineken

06/06/2011

The Raveonettes

Fecha: 5 de Junio de 2011, Sala Heineken.
Texto: J. Batahola para Mondosonoro.

Ni un domingo lluvioso ni el ser el siguiente fin de semana a la diáspora madrileña camino del Primavera Sound evitaron que la actuación de los Raveonettes tuviera una entrada más que respetable en la sala Heineken. El sonido melancólico de la banda danesa resulta muy apropiado para días grises, pero saben arrancar el tedio a base de melodías emponzoñadas con toneladas de distorsión. La banda de Sune Rose Wagner (voz y guitarra) y Sharin Foo (bajo y voz) hubiera hecho de Twin Peaks un lugar mucho (más) inquietante. Acompañados de dos guitarras, saltaron al escenario con una de las canciones de su nuevo trabajo, “Raven in the Grave”, un disco más oscuro y menos saltarín, pero con muchos más matices en sus canciones. No fue un concierto de detalles, aunque también los hay sobre el escenario, como cuando arpegiaban sobre loops de guitarra creando un efecto muy interesante. “Recharge & Revolt”, el primer tema, fue una muestra de lo que vendría en poco menos de hora y medio de concierto. Ruido, melodías dulces, y más ruido. El feedback lo inundaba todo, dando un extra de energía a los temas nuevos –en los que el público estuvo algo más frío- y cargando de electricidad el ambiente. Los problemas con la voz en los dos primeros temas se resolvieron con celeridad, y hasta los ocasionales acoples en el micrófono de Sharin parecían parte del espectáculo. Cuatro columnas de leds rodeaban a la banda y los temas más tranquilos como “War in Heaven” o “Let me Out” sonaban poderosos gracias a las dos épicas baterías. A estas alturas, es fácil desconfiar de una ecualización tan artificiosa en este instrumento, pero Raveonettes consiguen, no sólo que suene creíble, sino que las eches de menos cuando faltan, incluso en los temas en los que los tambores suenan casi industriales. Alternándose en las voces, en canciones como “Lust”, “Apparitions” o “Ignite” se veía al grupo disfrutar sobre el escenario. Algo que en principio debe ser normal, pero que no siempre ha pasado en la visita de los daneses a nuestro país. “My Tornado”, “Attack of the Ghost Raiders” y “Heart of Stone” fueron el preámbulo a un bis de dos canciones en el que Sharin cambió el bajo por la guitarra y terminó de rodillas delante del amplificador envuelta en acoples. Sólo por esa escena, mereció la pena mojarse al salir de la sala. Y además, fue un gran concierto.

Anuncios
4 comentarios leave one →
  1. 06/06/2011 12:35 PM

    Con semejante escenita, alguno se mojaría incluso antes de salir a la calle…

    • 06/06/2011 12:40 PM

      La verdad es que estaba guapísima. Con el bajo era una escena idílica, pero cuando se colgó la Jazzmaster y se tiró al suelo…

      • 06/06/2011 12:54 PM

        ¡Viva Sharin Foo con bajo o guitarra… o sin nada!

  2. 06/06/2011 12:58 PM

    FYI
    https://jardinpolar.wordpress.com/2011/05/24/the-raveonettes-on-the-road/

    Comparta usted libremente si le gusta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: