Skip to content

FNAC Music Festival: Amaral + Love of Lesbian + Iván Ferreiro

12/28/2011

Fecha: 27 de diciembre de 2011. Sala: Palacio de los Deportes
Texto:
J. Batahola para Mondosonoro

Desde el jergón, o la grada del Palacio de los Deportes de Madrid, todo se ve de otra manera. El rock de estadios (o de pabellones) es algo que poco tiene que ver con un concierto; es un espectáculo, y como tal hay que medirlo. Alrededor de 8.000 personas y casi 6 horas de música en directo son unas cifras que no esán nada mal para las fechas navideñas. Abrieron la noche The Noises, con tan sólo 20 minutos de actuación. Rápidos y eléctricos, dieron paso a Second. Sonaron limpios, aunque su propuesta sigue siendo algo demasiado blando para los estándares del indie nacional. Christina Rosenvinge, poco acostumbrada a escenarios de semejante tamaño, no empalizó demasiado con un público que no estaba por la labor. Ella tampo, en honor a la verdad. Los brillantes temas de La Joven Dolores sonaron desganados. Reinterpretó temas de Los Subterráneos –de manera interesante aunque con escaso éxito- como “Alguien que cuide de mí” o “Tú por mí”.

A mitad del festival, las cosas no estaban demasiado fáciles para Iván Ferreiro. Su propuesta es sencilla, pero efectiva, y sabe tirar de oficio. Intenso en temas como Mi Munchausen” o “El equilibrio es imposible” junto a Santi Balmes, resolvió con eficacia a pesar del mal sonido y lo monocorde de su voz. El gallego es un músico que sabe transformar sus carencias en virtudes, y sus canciones sonaron muy diferentes a su trabajo en estudio. Tres temas de Los Piratas y una buena elección de los temas de su repertorio en solitario, sellaron una actuación que si bien no fue memorable, dejó claro que se encuentra en un buen momento. Love of Lesbian no tuvieron uno de sus mejores días. Tal vez fuera el recinto, demasiado grande para un proyecto cercano, o que no tuvieran el día, pero han tenido noches infinitamente mejores. Comenzaron con “Club de fans de John Boy”, Santi Balmes bajó a cantar entre el público en “Algunas plantas” y le vinieron grandes algunos tics de rock de estadios. “Noches reversibles” sonó como en sus mejores momentos, cantaron con Ferreiro en “1999” y tuvieron su mejor momento al final, tocando en acústico “Allí donde solíamos gritar”. Tras los catalanes, saltaban al enorme escenario Amaral. Lo suyo está en otro nivel, aunque los temas “Hacia lo salvaje” fueron recibidos con cierta frialdad. Se empeñaron en tocar el disco entero, y lo hicieron. Tal vez fuera un exceso, pero hay que reconocer el valor de que un grupo de sus dimensiones se permita el lujo de hacer lo que les dé la gana. El sonido era excelente, la banda más que competente, la voz de Eva espectacular pero… algo faltó. Comenzaron con “En sólo un segundo” y fueron creciendo en intensidad hasta terminar ya con la luces del Palacio encendidas. “Como un martillo en la pared”, con unas guitarras muy Smiths, fue un momento álgido en una actuación enérgica en la que hubo espacio para temas más sosegados como “Olvido” o “Sin ti no soy nada”. Una marea de móviles, en lugar de puños en alto, acompañaba a “Revolución”. Tal vez los tiempos estén cambiando. O tal vez vez no. Fue raro.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: