Skip to content

Mucho, el Apocalipsis de andar por casa

02/28/2013

Mucho entrevistaTexto: J. Batahola

ENTREVISTA. 2012 fue un año bastante amargo para Mucho. Cambios en la formación, pocos conciertos, cambio de discográfica… nada hacía prever que el siguiente fuera a ser mejor, hasta que entraron en el local a componer nuevas canciones. Ya no podían seguir jugando la carta de su pasado en los Sunday Drivers, era el momento de enfrentarse a los miedos.

¿Qué tipo de Apocalipsis habéis vivido?
(Martí Perarnau)
Sobre todo es un Apocalipsis personal, la penitencia que hemos pasado hasta llegar aquí y cómo afrontar las cosas de otra manera. Es un disco que habla sobre ser uno mismo, y la confianza en que si todo acaba, lo que venga después puede ser mejor. No creo que sea un trabajo pesimista, de hecho la música es muy luminosa”.

Afrontando vuestros propios miedos, ¿qué os ha resultado más difícil?
(Martí Perarnau)
Lo que más nos ha costado ha sido encontrar la manera de escribir. Fue bastante drama el hecho de encajar la letra en castellano en una forma de componer que estaba orientada al inglés. En este disco ha sido más fácil porque de algunas canciones ya tenía  la letra escrita. Ahora estoy muy contento y no me veo cantando en inglés nunca más; me gusta que me entiendan”.

(Miguel de Lucas) El castellano daba mucho miedo al principio y ahora lo hemos superado. No quiere decir que seamos súper valientes con esto pero sí que lo vemos de otra manera. En el primer disco nunca habíamos tocado como banda, y tienes muchas más inseguridades. También hemos perdido un poco de miedo a experimentar.

¿En qué momento visteis claro el cambio?
(Miguel de Lucas)
Las canciones del disco anterior las estábamos alargando con muchos pasajes instrumentales, porque es lo que nos apetecía hacer digan lo que digan. Queremos gustar a la gente, porque nuestro trabajo es para que la se escuche pero hay que tomar la determinación de hacer en lo que realmente confías y abstraerte de qué dirán.

¿Cómo nace una canción en Mucho?
(Martí Perarnau)
El proceso es bastante largo. Yo llego con las canciones deshechas al local y allí las trabajamos. Hay algunas que salen en una tarde y otras que tardan 4 meses, si salen. Estamos muy flipados con los delays de cinta y lo hemos metido a todo en la maqueta. Después entramos al estudio, y allí es cuando todo lo que hay en la maqueta te lo fumas y te dejas llevar por la emoción, y no por lo racional.

(Miguel de Lucas) Tienes que llevarlo muy trabajado para poder hacer esto. Hemos estado siete u ocho meses trabajando en el local, con ensayos incluso exclusivos para algunas canciones. “Como si no hubiera mañana” estuvimos a punto de dejarla, y al grabarla pasó a ser una canción importantísima en el disco. Sabiendo que ya hay cosas que se han medio mejorado después de escuchar la maqueta, tienes que hacer un ejercicio de amnesia e ir con las orejas abiertas de par en par, confiando en la gente con la que vas a grabar y empezar admitiendo que las canciones tienen que cambiar.

¿Qué expectativas teníais al entrar al estudio?
(Martí Perarnau)
Nosotros íbamos con la idea de grabar en directo como el primero, porque sabemos que lo podemos hacer, pero nos dimos cuenta de que no funcionaba. En este disco está grabada en directo la toma principal, pero luego las guitarras de las referencias se han eliminado porque nos dimos cuenta de que había que darle otro enfoque. Estoy muy loco con muchos grupos americanos que toman muchos riesgos a la hora de grabar, las producciones son muy radicales y lo llevan hasta el último exponente. Por ejemplo, el disco de Feist. Queríamos intentar imbuirnos de ese rollo  y hacer una producción que fuera radical en el sentido de que se si estamos locos con que sea cósmico, vamos a hacerlo realmente como si fuera un viaje con muchas capas y mucho aire.

¿Cómo se reflejó eso al grabar?
(Martí Perarnau)
Por ejemplo, en este disco el bajo está altísimo. Cuando las mezclas estaban muy avanzadas, vimos que nos gustaba. A veces hubo que bajarlo un poco, pero es otra de las cosas en las que hay que quitarse el miedo.

 Os habéis unido a la nómina de artistas de Marxophone. ¿Qué os atrajo de ellos?
(Martí Perarnau) Queríamos encontrar a alguien que trabajara bien, y los grupos que llevaban nos gustaban. Les dijimos que queríamos trabajar con ellos, les pusimos la maqueta y les gustó. Saben los sufrimientos del músico porque ellos también lo han sido. Lo que están haciendo ellos es buscar una alternativa a cómo ha funcionado el business toda la vida y me gusta mucho porque lo hacen desde un romanticismo musical.

 ¿Cómo surgió la idea de establecer una secuenciación diferente en el CD y en el vinilo?
(Martí Perarnau) Queríamos que el vinilo tuviese un orden conceptual. Las 5 canciones de la cara A hablan de la destrucción y el fin y las de la cara B del renacer y cómo la naturaleza sabe encontrar su camino. Me gusta mucho el vinilo porque requiere una atención especial por parte del oyente, te obliga a escuchar todas las canciones. Me parece un coñazo la generación shuffle, y considero que cuando alguien hace un disco es porque lo ha querido hacer así.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: