Skip to content

Fangoria: entrevista en cuatricomía

03/05/2013

Hay otros mundos más allá de las barbas, las gafas de pasta y las camisas de moderno. Dimensiones en las que la ¿fingida? superficialidad se convierte en sesuda interpretación de la cultura popular y donde lo importante es creerte lo que haces, aunque reconozco que a veces cuesta encontrarlos. Nacho Canut lo resume en una frase: “El pop no es un camino de una única dirección, al menos en el sentido etimológico del término”.

¿Qué es el pop para Fangoria?
(Alaska) Es imposible definirlo, y esa es su grandeza. Pop son la Ronettes, Britney y las Spice Girls. La gente es muy hipócrita, y cuando el producto se hizo hace veinte años, es total. La música pop es un 50% pose y tiene que ser así, si no, estás muy equivocado. Hay que tener pose, pero tiene que ser la tuya.

¿Por qué cuatro EPs, cada uno con un productor diferente?
(Alaska) Nos apetecía separar cuatro conceptos porque es lo que no hacemos nunca, siempre lo mezclamos todo.

(Nacho) Sí que ha quedado un poco separado. El de Sigue Sigue Sputnik es rock and roll, al menos lo que significa eso para mi: Love Missile, F11, Chuck Berry o los Cramps. El guitarrista de Sigue Sigue tiene un tupé amarillo, un grupo de rockabilly que se llama The Montecristos y hacen rockabilly, no rock. Sus referencias son los Clash o Mott the Hoople y cosas muy cercanas a nosotros. En el caso de Los Pilotos, es algo que ellos tienen muy claro en su cabeza. Florent toca la guitarra pero no suena a tecno puro. Cosas como Death in Vegas o Letfield son electrónica, pero también rock and roll.

Diferentes productores con una aproximación distinta a las canciones. ¿A cuál de los cuatro discos le tenéis un cariño especial?
(Nacho) Es muy difícil decir uno sin desmerecer a los demás. Jon Klein es la persona con la que más he trabajado y que más se parece a nosotros. Tiene nuestra edad y una carrera parecida. Ha empezado en el punk, pasó por lo gótico, se metió en el trance y ahora hace videoarte y música a veces. Si estuviera aquí sentado, seríamos como un grupo. Trabaja en el salón de su casa. Creemos que en este momento tenemos más futuro con él.

(Alaska) El tiempo que estuvimos trabajando con él fue como un descubrimiento. El disco azul me parece el más contundente en cuanto a música pop. En el fondo, el magenta sí que es un disco de rock o el de Los Pilotos es un disco de electrónica, pero están más “contaminados”, porque son cosas que ya hemos hecho. El de Los Pilotos a mí me suena más a Jesus and Mary Chain con bases electrónicas, y el de Jon y el de Guille son más lo que en principio queríamos que fuera todo el álbum: discos muy separados entre sí. No queríamos contaminarnos con nuestro propio estilo.

¿Alguno de ellos os sorprendió?
(Alaska) Jon fue el gran descubrimiento. Para nosotros fue una referencia en el 80, cuando abrió su club. Él es inventor del gótico, y luego encima se terminó convirtiendo en el guitarrista de Siouxie, y de raves de música electrónica.

(Nacho) A las Sigue Sigue les conocemos desde siempre y es uno de nuestros grupos favoritos. Yo era del club de fans. Empezamos a trabajar con ellos por conocerles. Tienen una visión de la música que va desde los Straycats, Johnny Thunders… porque compartían casa con ellos. Tony James es el inventor del mercantilismo en el pop británico. Cuando él inventa Sigue Sigue, con toda la idea de venderlo de mil maneras diferentes, es una visión muy warholiana de lo que es el pop. Son personas muy interesantes aunque sólo sea para comer con ellos. Te ha dicho Tony James que le gusta tu canción, ¿qué más puedes pedir? Aprendes muchísimo trabajando con la gente que conoces. Otra gente se compra coches, nosotros preferimos invertir en esto.

 ¿Qué queda del punk de Pegamoides en Fangoria?
(Alaska) Se supone que el punk promovía una rebeldía contra lo anterior, pero no es verdad del todo. Coetáneos nuestros como Siouxie tenían adoración por Gary Glitter y Elvis. Había una línea en la historia de lo que te interesa y la seguías. No es que al decir “quiero acabar con Yes y con Genesis” quisieras terminar con el pasado. Querías acabar con esos grupos en concreto. Era personal.

Dramas y Comedias es el primer single, ¿qué tienen en común?
(Nacho) El drama y la comedia tienen en común que son dos géneros teatrales. Tanto la gente que es muy graciosa como la que es muy dramática, son falsas las dos. La gente normal no es ninguna de las dos cosas. La gente feliz son neuróticos, son gente loca. Si tengo que elegir, prefiero la comedia. “En el arte, drama, en la vida, comedia”.

¿Llevas mucho trabajo seguir a la última?
Alaska:
Cada día es más complicado. Cuando nosotros éramos pequeños teníamos sólo 20 años de música con los que ponernos al día, ahora tenemos 70 años sobre los que aprender.

¿Qué importancia tiene en Fangoria la tradición española del absurdo?
(Alaska) Es importantísimo en lo que hacemos. Ahora tenemos una edad y parece que todo esto encaja, pero imagina cuando empezamos, que yo tenía 15 años y Nacho 18 o 19. Ya decíamos que Azcona y Berlanga era lo que de verdad reflejaba lo que nosotros sentíamos, igual que el cine de Alfredo Landa y de Gracita Morales. Ahora todo vale, pero en esos momentos nos preguntaban que por qué no Sara Montiel y Querejeta, que también nos gustaban. También el mundo de La Codorniz, de Tono, ese tipo de humor de posguerra, por Carlos Berlanga… siempre ha sido una influencia muy grande, como los Ramones, pero mezclado con la copla, Toni Roma de Los Diablos o Lola Flores.

El costumbrismo también se ha usado como una forma de denuncia “social”. ¿Y en vuestro caso?
(Alaska) Hay dos tipos de costumbrismo, también está el cinematográfico, como reflejar las barriadas… A Eloy de la Iglesia, le falta el absurdo. Nosotros somos más como John Waters, es otro tipo de costumbrismo que no retratarían ni Eloy ni Saura, pero que también existe. A mí me importa lo que le pasa a un futbolista, pero sí lo que le pasa a una travesti.

(Nacho) Hay costumbrismo en “Me voy a Usera a hacer la carrera” y “pongamos que hablo de Madrid”, pero son dos formas diferentes de contarlo.

¿Cómo os planteáis el directo en la próxima gira?
(Alaska) Estoy cansada del mundo de la revista en el que se centró la gira anterior. Es un cansancio físico: sube escalera, baja escalera, cámbiate ocho veces… desde el principio quería hacer otra cosa. Como mucho me cambio una vez y otra más para el bis. Queríamos algo más sobrio y haremos dos tipos de espectáculo; uno de presentación del disco y otro para cuando tocamos en festivales. Ahora toca preparar las bases y las programaciones para la gira de presentación.

A lo largo de la entrevista ha salido varias veces el nombre de Bobby Gillespie. ¿Qué tiene el líder de Primal Scream que os gusta tanto?
(Nacho)
El pobre Bobby al principio llevaba un rollo muy indie, muy Orange Juice y tocaba la batería. Cuando ya se liberó, se puso la boa de plumas y fue otra cosa. Jesus and Mary Chain le hicieron un gran favor echándole del grupo. Es una de nuestras personas favoritas.

Vuestro espectáculo es “peculiar” para un festival. ¿Os sentís cómodos tocando en grandes espacios rodeados de indies?
(Alaska) Nos encanta un festival con los grupos indies, porque ahí sale toda la verdad. Son todos tan auténticos… Con nosotros todavía son simpáticos, pero a las Nancy Rubias no las miran a la cara, porque no son músicos. Un día entró Carmen Lomana a ver a las Nancys y todos se volvieron locos por hacerse una foto con ella. Es mucho más honesta Lady Gaga que muchos de los grupos indies que vemos por ahí. Hay que tener pose, pero tiene que ser la tuya.

(Nacho) En las fotos que nos hicimos cuando tocamos en el FIB, íbamos con dos transexuales, con bailarines… sólo los Horrors o un grupo así tiene algo que ver con lo nuestro, o Kraftwerk o Pet Shop Boys. Todas las demás bandas eran como Oasis; cinco señores que no sabes si son los músicos o los técnicos de sonido. Tiene que haber una separación entre público y artista. Yo tengo el prejuicio del punk: si no eres punk, no te pongas una cresta. No nos pondríamos nada que no nos pongamos para salir a la calle. Otra cosa es tener un personaje, que es algo que nosotros no sabríamos hacer. Por ejemplo, Bowie no es un personaje, se inventa personajes. Hay artistas que cuando los conoces más dices, ¿pero y esta payasa?

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: